miércoles, 12 de noviembre de 2014

CRÍTICA AL PROGRAMA DOSSIER DE WALTER MARTÍNEZ

El miércoles 5 de nov del presente presencie su programa dossier, como casi siempre lo hago todas las noches.

Me causo cierto asombro la forma superflua como usted abordo el tema, a la manera de los medios imperialistas que  tanto desprecia.

Su forma histriónica de hacerlo denotaba que usted y/o sus asesores no se tomaron el trabajo de indagar sobre las causas socioeconómicas que lo indujeron, quedándose únicamente en las geopolíticas que tanto le encanta señalar en el mapa con su puntero.

Hasta trato usted de transmitir una sensación de "escalofrío" al señalar  en el video ciertos sitios donde se levantaba el muro. No es Walter Martínez el único ser viviente que ha estado rondando por esa construcción en los tiempos de la guerra fría.   Este servidor estuvo al pie de esa muralla a media noche y del lado de la república democrática (o comunista) y le pareció un ambiente tan distensionado que hasta se sentó en una de las bancas que había por allí.  Solo unos guardas en edad de jubilación se me acercaron amigablemente y me solicitaron la identificación o mi pasaporte colombiano que llevaba y llevo con orgullo por donde me desplace. La verificación de identidad es un procedimiento normal en cualquier ciudad del mundo y mas en el caso de un personaje que se pasee a altas horas de la noche.

Entre las causas económicas que originaron el muro, si es que usted y su equipo desean reflexionar sobre ello, se encuentran la diferencia de plus valía que los dos bloques capitalista y socialista extraían del tercer mundo siendo nula o insignificante la del socialista el cual más bien inyectaba sobre nuestro deprimido mundo, infraestructura, tecnología y servicios.

A su vez, la población de ese bloque era provista de lo esencial: trabajo, alimentación, salud, vivienda, dejando a un lado los lujos consumistas innecesarios en los cuales nuestras comunidades  y gobiernos invierten buena parte de sus ingresos.

En el lado oriental del muro no estaban las rutilantes vitrinas de artículos lujo innecesarios, ni las luces de fantasía, pero en cambio los habitantes podían disponer de sólidos y saneados apartamentos algunos al precio simbólico de un marco mensual de alquiler.      En sus calles menos lujosas, no se derrumbaban seres en la drogadicción o en la prostitución como en el bien alumbrado Berlín de occidente-  ciudadanos orientales  que vivían en esos apartamentos seguros del lado "comunista", recibían atención médica y una excelente educación, pero iban y venían al lado occidental que les ofrecía astronómicos sueldos gracias al saqueo que el sistema financiero mundial hace de nuestros países.

Entre otras cosas el sistema financiero alemán nunca colapso bajo las bombas de la 2 guerra porque sus libros contables  y dineros se mantenían a salvo en Zúrich, Estocolmo, y hasta en el mismo New York.

Señor Walter Martínez y equipo de dossier, utilicen correctamente los medios que ha puesto en su manos el proceso bolivariano e informen  y formen a la población nacional e internacional con responsabilidad y estudio en sus noticias y no haciendo concesiones a las modas establecidas de antemano por la oligarquía internacional.

Atentamente

Guillermo Rangel Prasca

Esta petición fue escrita por el colaborador de El Viajero y su Sombra,  Guillermo Rangel Prasca
Publicar un comentario