sábado, 29 de agosto de 2015

Oligarquía santouribista arremete contra Venezuela bolivarana.

Escrito por 
Viernes, 28 Agosto 2015 07:10
  
A Santos y sus amigotes de la coalicion de gobierno (parapoliticos, socialliberales, conservadores y seudo progresistas aliados de las mafias de las drogas y los combustibles) se les cayo la mascara, se les termino la farsa, y se han postrado como manzas ovejas ante el Jefe supremo del paramilitarismo (AUV). La crisis en la frontera con Venezuela pone al desnudo las lacras sociales de un pais plagado de desplazados por la violencia de los grupos paramilitares financiados y organizados por los grandes poderes y sus fuerzas militares.
El señor Santos ha comunicado la decisión de llamar a consultas a su Embajador ante el gobierno de la República bolivariana de Venezuela. En respuesta, Caracas ha solicitado a su Embajador Ivan Rincón, desplazarse a consultas en su país.
Estos hechos se suman a la cadena de provocaciones y estrategias de la ultraderecha colombiana para desestabilizar y derrocar el gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro.
Las relaciones entre las dos naciones viven un momento de crisis por el agravamiento de la situación en la frontera que comunica a Cúcuta con el Estado del Táchira. Las autoridades de Caracas fueron empujadas a tomar un conjunto de vigorosas medidas, incluido el cierre del paso fronterizo que será indefinido y condicionada su normalización a que Santos se decida a controlar el contrabando y las activas facciones del paramilitarismo. Esa decisión es consecuencia del sistemático sabotaje promovido desde Colombia para afectar la economía venezolana, en el marco de una brutal guerra económica, mediante el contrabando de combustibles, alimentos y la manipulación del dólar desde las casas de cambio y las redes de manejo de divisas, asunto en el que está involucrado el hermano de uno de los más importantes integrantes del gabinete de Santos, y otros connotados dirigentes de la política oficialista  santandereana.
Es, por supuesto, resultado de la acción de los grupos paramilitares y bandas criminales, utilizadas por las viejas camarillas oligárquicas, locales y regionales, para imponer su dominio y control territorial mediante la muerte, el terror, el desplazamiento forzado y la masacre.
Brigadas y batallones militares y policiales en la frontera organizan deliberadamente redes de asesinos que se ubican en la frontera y se infiltran en territorio venezolano para articularse a los planes golpistas contra el Estado bolivariano. Usugas (uribeños), rastrojos, águilas negras, autodefensas del norte, son los grupos mas caracterizados, encargadas del contrabando, el crimen y el  terror contra la población de los municipios fronterizos.
Esas redes mercenarias son parte de la infraestructura de violencia que acompaña a Uribe Vélez,  su principal promotor y defensor.
Precisamente este personaje es el que ha organizado un show en Cúcuta, para presentarse como una víctima y un falso defensor de los  colombianos que han debido irse para Venezuela por la situación de pobreza y violencia que los afecta en sus lugares de origen.  
Uribe, en cuyos gobiernos ocurrieron los mayores desplazamientos de campesinos y "falsos positivos", está utilizando la compleja situación para realizar una jugada a varias bandas orientada a sabotear los diálogos de paz de La Habana, romper la unidad latinoamericana (Unasur) y llevar a la ruptura de relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela.
De inmediato toda la élite dominante en el Estado ha salido a rodearlo, a respaldarlo. De nuevo cobra forma el Santouribismo,  como el bloque de poder que muestra sus colmillos de guerra para mantener la estructura de dominación y exclusión prevaleciente en el régimen político interno.
Santistas, neoliberales, parapolíticos, socialliberales, conservadores, demagogos seudoizquierdistas aliados electorales regionales con la mafia de la droga y los combustibles, “enmermelados” de todos los pelambres, alimentados por la corruptela santista de las regalías petroleras, se abrazan para atacar y desestabilizar las conquistas populares de la nación venezolana y al gobierno soberano y revolucionario del Presidente Nicolás Maduro.
Por supuesto, se equivocan. Encontraran la respuesta digna y enérgica del pueblo de Bolívar y Chávez.
En Colombia, el pueblo repudia esta oligarquía reaccionaria asociada al imperialismo en su pretensión de destruir los logros sociales y democráticos de los venezolanos.
Nota 1. Repugnante el papel de la falsimedia mediatica colombiana en este caso, como en todos; la degradación de Paracol es repugnante. Abandonaron los buenos modales, el maltrato al Presidente Maduro y la Canciller Rodríguez es de alcantarilla. Es una cloaca mediática que debería terminar como Globovision. Eso solo se lograra con un cambio profundo en nuestra sociedad, que llegara con los avances de la paz.
Nota 2. Acostumbrado a repartir mermelada para comprar aliados, el señor Santos, el mismo de los “falsos positivos” uribistas y la agresión al Ecuador, ahora ofrece cebo para acomodar la paz a su limitada visión. En vez de estar engañando con curules legislativas a su contraparte en La Habana, lo que debió hacer hace mucho rato el Estado fue restituir las 20 curules senatoriales, decenas de diputaciones y centenas de concejalías a la Unión Patriótica, exterminada por el bloque de poder que representa en la Casa de Nariño.
El ofrecimiento de curules no es más que otra manifestación de la “teoría de juegos” a que acuden en la Presidencia de la Republica en los diálogos de paz para ver por donde les suena la flauta de su paz neoliberal.
Recordemos que la teoría de juegos es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados «juegos») y llevar a cabo procesos de decisión. Sus investigadores estudian las estrategias óptimas así como el comportamiento previsto y observado de individuos en juegos. Tipos de interacción aparentemente distintos pueden, en realidad, presentar estructura de incentivo similar y, por lo tanto, se puede representar mil veces conjuntamente un mismo juego, así sea a través del Póker. Mañas del señor para intentar salir de tanto aprieto que se le complicara con el alza de la crisis económica, mas ahora con el cierre de la frontera, por donde se mueven miles de millones de dólares de la narcoeconomia nacional.
Publicar un comentario