sábado, 20 de julio de 2013

FOTOS: La amenaza de guerra nuclear: ¿Corea del Norte o EE.UU.?

CHOSSUDOVSKY / La amenaza de guerra nuclear: ¿Corea del Norte o EE.UU.?
 bomba_nuclear_fin_del_mundo
MICHEL CHOSSUDOVSKY / GLOBAL RESEARCH – Cuando los medios occidentales presentan el programa de armas nucleares de Corea del Norte como una amenaza para la Seguridad Global, no reconocen que EE.UU. ha estado amenazando a Corea del Norte con un ataque nuclear desde hace más de medio siglo.
El 27 de julio de 2013, Día del Armisticio, los coreanos del Norte y del Sur conmemorarán el fin de la guerra de Corea (1950-53). Sin conocimiento del público en general, EE.UU. había considerado el uso de armas nucleares contra Corea del Norte al comienzo de la Guerra de Corea en 1950. Inmediatamente después de la guerra, EE.UU. desplegó armas nucleares en Corea del Sur para utilizarlas de modo preventivo contra la República Democrática Popular de Corea (DPRK) en violación del Acuerdo de Armisticio de julio de 1953.
La “Doctrina de Hiroshima” aplicada a Corea del Norte
La doctrina nuclear de EE.UU. aplicada a Corea fue establecida según los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945, que fueron dirigidos en gran parte contra civiles.
El objetivo estratégico de un ataque nuclear según la “doctrina de Hiroshima” era provocar un “evento produciendo masivas víctimas” causando decenas de miles de muertes. El objetivo era aterrorizar a toda la nación, como medio de conquista militar. Los objetivos militares no constituían el principal objetivo: la noción de “daño colateral” fue utilizada como justificación para el asesinato masivo de civiles, bajo la pretensión oficial de que Hiroshima era una “base militar” y que los civiles no fueron el objetivo.
En las palabras del presidente Harry Truman:
“Hemos descubierto la bomba más terrible en la historia del mundo… Esta arma será utilizada contra Japón… La utilizaremos de maneras que objetivos militares y soldados y marineros sean el objetivo y no mujeres y niños. Incluso si los japoneses son salvajes, implacables, despiadados y fanáticos, nosotros como líderes del mundo por el bienestar común no podemos lanzar esa terrible bomba sobre la antigua capital o la nueva… El objetivo será puramente militar… Parece ser la cosa más terrible jamás descubierta, pero puede ser convertida en la más útil.” (Presidente Harry S. Truman, Diary, 25 de julio de 1945)
“El mundo notará que la primera bomba atómica fue lanzada contra Hiroshima, una base militar. Fue porque deseamos evitar, en este primer ataque, en la medida de lo posible, la muerte de civiles…” (Presidente Harry S. Truman en un discurso por la radio a la nación, 9 de agosto de 1945.)
[Nota: la primera bomba atómica fue arrojada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945; la segunda, sobre Nagasaki, el 9 de agosto, el mismo día del discurso de Truman por radio a la nación]
Nadie dentro de los niveles superiores del gobierno y las fuerzas armadas de EE.UU. creía que Hiroshima era una base militar. Truman mentía a sí mismo y al público estadounidense. Hasta hoy, el uso de armas nucleares contra Japón es justificado como un coste necesario para terminar la guerra y, a fin de cuentas, “salvar vidas”.
Armas nucleares estadounidenses almacenadas y desplegadas en Corea del Sur
Solo unos pocos años después del fin de la Guerra de Corea, EE.UU. inició el despliegue de ojivas nucleares en Corea del Sur. Este despliegue en Uijongbu y Anyang-Ni ya había sido considerado en 1956.
Vale la pena señalar que la decisión de EE.UU. de llevar ojivas nucleares a Corea del Sur constituía una violación flagrante del Párrafo 13(d) del Acuerdo de Armisticio que prohibía que las facciones en guerra introdujeran nuevas armas a Corea.
El verdadero despliegue de ojivas nucleares comenzó en enero de 1958, cuatro años y medio después del fin de la Guerra de Corea, “con la introducción de cinco sistemas de armas nucleares: el misil tierra-tierra Honest John, el misil de crucero Matador, la mina terrestre nuclear Munición de Demolición Atómica (ADM), y el cañón de 280-mm y el cañón sin retroceso de 203 mm.” (Vea The nuclear information project: US Nuclear Weapons in Korea)
El proyectil Davy Crockett fue desplegado en Corea del Sur entre julio de 1962 y junio de 1968. La ojiva tenía rendimientos selectivos de hasta 0,25 kilotones. El proyectil pesaba solo 34,5 kilos. Bombas nucleares para cazabombarderos llegaron en marzo de 1958, seguidas por tres sistemas de misiles tierra-tierra (Lacrosse, Davy Crockett, y Sergeant) entre julio de 1960 y septiembre de 1963. El misil antiaéreo y tierra-tierra de doble misión Nike Hercules llegó en enero de 1961, y finalmente el cañón sin retroceso de 155-mm llegó en octubre de 1964. En el clímax de este aumento, cerca de 950 ojivas fueron desplegadas en Corea del Sur.
Cuatro de los tipos de armas solo siguieron estando desplegados durante unos pocos años, mientras los demás permanecieron durante décadas. El cañón sin retroceso de 203 mm se quedó hasta fines de 1991, la única arma que fue desplegada durante todo el período de 33 años de despliegue de armas nucleares de EE.UU. en Corea del Sur. Las otras armas que se quedaron hasta el fin fueron las bombas lanzadas desde el aire (diferentes tipos de bombas fueron desplegadas durante años, terminando con la B61), y la artillería nuclear de obuses de 155 mm. (Ibíd.).
El despliegue de armas nucleares de EE.UU. en Corea del Sur duró oficialmente durante 33 años. El despliegue tenía como objetivos a Corea del Norte así como China y la Unión Soviética.
Al mismo tiempo y en coordinación con el despliegue de ojivas nucleares en Corea del Sur, dicho país había iniciado su propio programa de armas nucleares a principios de los años setenta. La historia oficial es que EE.UU. ejerció presión sobre Seúl para que abandonara su programa de armas nucleares y “firmara el Tratado de No-Proliferación de Armas Nucleares (TNP) en abril de 1975 antes de que hubiera producido algún material fisible”.
(Daniel A. Pinkston, “South Korea’s Nuclear Experiments,” CNS Research Story, 9 de noviembre de 2004,http://cns.miis.edu .]
La iniciativa nuclear de Corea del Sur (ROK) tuvo lugar desde el comienzo a principios de los años setenta bajo la supervisión de EE.UU. y fue desarrollada como un componente del despliegue estadounidense de armas nucleares, a fin de amenazar a Corea del Norte.
Además, aunque este programa terminó oficialmente en 1978, EE.UU. promovió experticia científica así como el entrenamiento de los militares de la ROK en el uso de armas nucleares. Y considérese lo siguiente: Bajo el acuerdo CFC ROK-EE.UU., todas las unidades operacionales de la ROK están bajo comando conjunto encabezado por un general estadounidense. Esto significa que todas las instalaciones y bases militares establecidas por las fuerzas armadas coreanas son de facto instalaciones comunes. Existe un total de 27 instalaciones militares de EE.UU. en la ROK. (Vea “Lista de instalaciones del Ejército de EE.UU. en Corea del Sur – Wikipedia)
La planificación de ataques nucleares contra Corea del Norte desde EE.UU. continental y desde submarinos estratégicos estadounidenses
Según fuentes militares, la remoción de armas nucleares estadounidenses de Corea del Sur fue iniciada a mediados de los años setenta. Fue completada en 1991:
El almacenamiento de armas nucleares en la base aérea Osan fue desactivado a fines de 1977. Esta reducción continuó durante los años siguientes y llevó a que la cantidad de armas nucleares en Corea del Sur haya bajado de unas 540 en 1976 a aproximadamente 150 obuses de artillería y bombas en 1985. Cuando tuvo lugar la Iniciativa Nuclear Presidencial en 1991, seguía habiendo 100 ojivas, todas las cuales habían sido retiradas en diciembre de 1991. (Proyecto de información nuclear: retirada de armas nucleares estadounidenses de Corea del Sur)
Según declaraciones oficiales, EE.UU. retiro sus armas nucleares de Corea del Sur en diciembre de 1991.
Esta retirada de Corea no modificó de ninguna manera la amenaza de guerra nuclear de EE.UU. dirigida contra la DPRK. Al contrario: fue asociada a cambios en la estrategia militar de EE.UU. respecto al despliegue de ojivas nucleares. Grandes ciudades norcoreanas debían ser el objetivo de ojivas nucleares desde instalaciones en EE.UU. continental y desde submarinos estratégicos estadounidenses (SSBN) en lugar de instalaciones militares en Corea del Sur.
Después del retiro de las armas nucleares estadounidenses de Corea del Sur en diciembre de 1991, l 4º Fighter Wing en la Base Seymour Johnson de la Fuerza Aérea, ha sido encargado de la planificación de ataques nucleares contra Corea del Norte. Desde entonces, la planificación de ataques contra Corea del Norte con armas nucleares no estratégicas ha sido la responsabilidad de unidades basadas en EE.UU. continental. …
“Simulamos librar una guerra en Corea, utilizando un escenario coreano. … El escenario… simuló una decisión de la Autoridad Nacional de Comando sobre la consideración del uso de armas nucleares…. Identificamos aviones, tripulaciones y cargadores [de armas] para cargar armas nucleares tácticas en nuestros aviones….
Con una capacidad de atacar objetivos en menos de 15 minutos, el misil balístico Trident D5 lanzado desde el mar es un “sistema crítico de misión” para las Fuerzas de EE.UU. en Corea.
Misiles balísticos en submarinos y bombarderos de largo alcance
Además de bombas no estratégicas lanzadas desde el aire, misiles balísticos lanzados desde el mar a bordo de submarinos estratégicos de la clase Ohio (SSBN) que patrullan en el Pacífico también parecen tener una misión contra Corea del Norte. Un informe del Inspector General del Departamento de Defensa de 1998 mencionó el sistema Trident como “sistema crítico de misión” identificado por el Comando Pacífico de EE.UU. y por Fuerzas de EE.UU. en Corea como “de importancia particular”.
Aunque la misión primordial del sistema Trident se dirige contra objetivos en Rusia y China, un misil D5 lanzado en un vuelo de baja trayectoria suministra una capacidad de ataque de incomparable rapidez (12-13 minutos) contra objetivos a tiempo crítico en Corea del Norte. Ningún otro sistema de armas estadounidense puede conseguir que una ojiva llegue a su objetivo con semejante rapidez. Dos-tres SSBN están en “alerta dura” en el Pacífico en cualquier momento dado, poniendo en riesgo objetivos rusos, chinos y norcoreanos desde áreas de patrulla designadas.
También se puede asignar un papel de ataque nuclear contra Corea del Norte a bombarderos estratégicos de largo alcance aunque se conocen pocos detalles específicos. Un mapa de la Fuerza Aérea sugiere un papel de ataque para B-2 contra Corea del Norte. Como portador designado de la bomba de penetración del suelo B61-11, el B-2 es un fuerte candidato para potenciales misiones de ataque nuclear contra instalaciones norcoreanas a gran profundidad subterránea.
Como portador designado de la bomba nuclear de penetración bajo tierra B61-11 [con una capacidad explosiva entre un tercio y seis veces del de una bomba de Hiroshima] y un posible futuro Penetrador Nuclear Robusto, el bombardero stealth B-2 podría tener un papel importante contra objetivos en Corea del Norte. Recientes actualizaciones permiten la planificación de una nueva misión de ataque nuclear con B-2 en menos de 8 horas. (Ibíd.)
“Aunque el gobierno de Corea del Sur confirmó en su momento la retirada, las afirmaciones de EE.UU. no fueron tan claras. Como resultado, rumores persistieron durante mucho tiempo –particularmente en Corea del Norte y del Sur– de que armas nucleares permanecieron en Corea del Sur. Sin embargo el retiro fue confirmado por el Comando Pacífico en 1998 en una porción desclasificada de la Historia del Comando CINCPAC para 1991.” (The nuclear information project: withdrawal of US nuclear weapons from South Korea)
El Estudio de la Postura Nuclear 2001 del gobierno de Bush: Guerra Nuclear Preventiva
El gobierno de Bush estableció en el Estudio de la Postura Nuclear 2001 el perfil de una nueva doctrina de guerra nuclear “preventiva” posterior al 11-S, es decir que armas nucleares podrían ser utilizadas como instrumento de “autodefensa” contra Estados no nucleares.
“Requerimientos para capacidades de ataque nuclear estadounidense” dirigido contra Corea del Norte fueron establecidos como parte de una misión de Ataque Global bajo el control de la Jefatura del Comando Estratégico de EE.UU. en Omaha Nebraska, el así llamado CONPLAN 8022, que iba dirigido contra una serie de “Estados canallas” incluyendo a Corea del Norte así como China y Rusia.
El 18 de noviembre de 2005, el nuevo comando de Ataque Espacial y Global empezó a funcionar en STRATCOM después de pasar una prueba en un ejercicio de guerra nuclear que incluía a Corea del Norte.
La actual planificación de ataque nuclear estadounidense contra Corea del Norte parece servir tres objetivos: El primero es un rol de disuasión tradicional vagamente definido con el propósito de influenciar la conducta norcoreana antes de hostilidades.
Este papel fue ampliado en algo por el Estudio de la Postura Nuclear de 2001 para que no solo disuadiera sino también influyera a Corea del Norte contra la busca de armas de destrucción masiva.
Por qué, después de cinco décadas de enfrentar a Corea del Norte con armas nucleares, el gobierno de Bush cree que capacidades nucleares adicionales disuadirán de alguna manera a Corea del Norte de la busca de armas de destrucción masiva [programa de armas nucleares] es un misterio. (Ibíd.)
¿Quién es la amenaza? ¿Corea del Norte o EE.UU.?
Hay que subrayar la asimetría de las capacidades de armas nucleares entre EE.UU. y la DPRK. Según ArmsControl.org (abril de 2013) EE.UU.: “posee 5.113 ojivas nucleares, incluyendo armas tácticas, estratégicas y no desplegadas”
Según la última declaración oficial New START, de las más de 5.113 armas nucleares, “EE.UU. despliega 1.654 ojivas nucleares estratégica en 792 ICBM, SLBM y bombarderos estratégicos desplegados… (ArmsControl.org abril de 2013).
En contraste, la DPRK, según la misma fuente:
“ha separado suficiente plutonio para aproximadamente 4-8 ojivas nucleares. Corea del Norte presentó en 2010 una instalación de centrífuga, pero su capacidad de producir uranio altamente enriquecido para armas sigue siendo poco clara”.
Según la opinión de expertos:
“no existe evidencia de que Corea del Norte tenga los medios de lanzar un misil con un arma nuclear a EE.UU. o a cualquier otro país. Hasta ahora, ha producido varias bombas atómicas y las ha probado, pero carece del combustible y la tecnología para miniaturizar una bomba atómica y colocarla en un misil”. (North Korea: What’s really happening – Salon.com, 5 de abril de 2013)
Según Siegried Hecker, uno de los científicos nucleares más destacados de EE.UU.:
“A pesar de sus recientes amenazas, Corea del Norte todavía no tiene un gran arsenal nuclear porque carece de materiales fisibles y tiene poca experiencia en pruebas nucleares”. (Ibíd.)
La amenaza de guerra nuclear no proviene de la DPRK sino de EE.UU. y sus aliados.
La República Democrática Popular de Corea, víctima tácita de la agresión militar estadounidense, ha sido incesantemente presentada como una nación belicista, una amenaza para la Patria Estadounidense y una “amenaza para la paz mundial”. Esas acusaciones estilizadas se han convertido en parte de un consenso mediático.
Mientras tanto, Washington está implementando una renovación por 32.000 millones de dólares de sus armas nucleares estratégicas y modernizando sus armas nucleares tácticas, que según una decisión del Senado en 2002 “no son dañinas para la población civil circundante”.
Esas continuas amenazas y acciones de agresión latente dirigidas contra la DPRK también deben ser vistas como parte de una agenda militar estadounidense más amplia en el Este de Asia, dirigida contra China y Rusia.
Es importante que la gente en todo el mundo, en EE.UU. y los países occidentales, llegue a comprender que EE.UU., y no Corea del Norte o Irán, representa una amenaza para la seguridad global.
Michel Chossudovsky es escritor, profesor emérito de Economía en la Universidad de Ottawa, fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG), Montreal y editor de la web globalresearch.ca. Es autor de The Globalization of Poverty and The New World Order (2003) y de America’s “War on Terrorism”(2005). Su más reciente libro es Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011). También es colaborador de laEncyclopaedia Britannica. Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas.
REBELION




En Chile, a Capriles Radonski lo ponen en su lugar


FOTOS: En Chile, a Capriles Radonski lo ponen en su lugar


Capriles-GO-HOME
LA IGUANA – El ex candidato presidencial derrotado, Henrique Capriles Radonski, no acepta que perdió por segunda vez consecutiva una elección en Venezuela, insiste en abandonar las funciones para las cuales sí resultó elegido (las de gobernador) y dejar al estado Miranda a su suerte.
Y es que no cesa en su idea de seguir una gira internacional, que hasta ahora ha fracasado, en búsqueda de apoyo a su canto de fraude y financiamiento a sus planes de desestabilización contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro.
En ese afán de desacreditar la institucionalidad democrática venezolana, este jueves, el biperdedor viajó a Chile, pero igual que ocurrió en Perú, se encontró con una protesta en su contra de cientos de personas, pertenecientes en su mayoría a organizaciones sociales opositoras al gobierno de Sebastián Piñera. Estas exigieron al mandatario no recibir a Capriles.
“Chávez vive, la lucha sigue”; “Chávez, te juro, estamos con Maduro”;“Maduro, dale duro”, coreaban visiblemente exaltados los manifestantes en las afueras del ex Congreso chileno, ubicado en el centro de Santiago de Chile, al tiempo que lanzaban al aire huevos.
“Es una falta mayor a la inteligencia y dignidad de los pueblos que un carajo como Capriles venga a hablar de democracia en nuestro país, cuando es un golpista asaltante de embajadas, que ocasionó 11 asesinatos en abril”, fue una de las declaraciones que registraron los medios internacionales en el lugar de los hechos, que retransmitió el canal estatal venezolano VTV, y que, sin duda, resume el sentimiento de quienes asistieron a decirle a Capriles, con el refranero popular: “No te vistas que en Chile no vas”.
Por su parte, la ex presidenta de la nación sureña y candidata presidencial opositora a Piñera, Michelle Bachelet, dijo que no se reuniría con Capriles por problemas de agenda.
Este mismo jueves, el canciller de la República Bolivariana Venezuela, Elías Jaua Milano, acusó a Capriles de conspirar con los “fascistas de Chile”. “Estamos aquí en Petare, porque el gobernador del estado está en Chile reunido con la derecha más asesina de este continente, la derecha que ocasionó más de 5 mil muertes que todavía las madres lloran”, declaró a medios nacionales desde una actividad en el estado Miranda, del cual ha sido nombrado “protector y defensor”.
El presidente de la República, Nicolás Maduro, hizo lo propio desde la ciudad de Maturín, en su jornada de gobierno de calle: “Se van por el mundo y les dan un portazo, se burlan de ellos por lo estúpidos que son. En el mundo la gente tiene límite para la estupidez”. Dijo, además, que el canto de fraude ya no tiene asidero, mucho menos si ahora la oposición irá a la contienda del 8-D con el mismo sistema electoral: “O es marisco o es molusco”, agregó.
Capriles-GO-HOME7
Capriles-GO-HOME5
Capriles-GO-HOME3
Capriles-GO-HOME1
Publicar un comentario