jueves, 23 de mayo de 2013

La Rebelión de las Bases



Libardo Sánchez Gómez*

Definitivamente ha llegado la hora de la horizontalidad, las bases no soportan más las domesticadas tiranías de las directivas. Primero fueron las bases del Partido político La Unión Patriótica quienes se dieron a la tarea de refundar el Partido, pues hacía casi catorce años que no habían vuelto  a saber de las  directivas del ayer. Desde  1999 no  volvieron a convocar para realizar el Congreso del Partido el cual, según los estatutos, debe llevarse a cabo cada  36 meses. Este  Ente es el encargado, entre otros,  de nombrar directivas y determinar su línea política, así que los militantes de base, fieles a los estatutos, están convocando al V congreso a realizarse el 13, 14 y 15  de septiembre próximo; de esta manera darán nueva vida al, aparentemente, liquidado Movimiento Político.
    
Algunas directivas se acomodaron en el exilio y otros se lumpen-proletarizaron, como ocurrió con Angelino Garzón algún día Vice-Presidente de La UP y hoy convertido en vicepresidente de la oligarquía, precisamente, encargada de llevar a cabo el genocidio de más de 6000 de sus miembros.  El PACOCOL, quien se considera padre y dueño de la UP, ahora que ve al Ave Fénix resurgiendo de las cenizas, a través de algunos de sus miembros, caso del señor Omer Calderón y Felipe Santos, se quieren apoderar del Movimiento; hace unos días  se autonombraron  presidente y secretario respectivamente; sinvergüenzas  que ni siquiera tienen el pudor para esperar a que se realice el  V Congreso;  una militante de base en un comunicado dirigido al PACOCOL les dijo, palabras más palabras menos, “señores del PCC ya que les gusta dirigir por dirigir porque no esperan a que en el V Congreso se los elija legalmente”. Pero hay más, aquí va algo, para que las bases del PACOCOL se pellizquen, el doctor Lozano, director del Semanario Voz y prominente directivo del Partido Comunista, para asombro de tirios y troyanos, testificó en contra, ¡sí en contra! De La Unión Patriótica y a favor del genocida César Pérez, en el caso de la masacre de Segovia, ver: http://www.laparrilla.co/2012/02/por-alfonso-pineda-chaparro.html donde se hace una apología del criminal,   dicen los amigos de César Perez: “…De Europa, donde reside, vino el diputado de la asamblea de Antioquia en esa época, Nelson Campos (diputado por la U.P.)  quien aseguró que Pérez García nada tenía que ver con la masacre y afirmó que ese era un crimen de Estado cometido por paramilitares con la ayuda del Ejército que “se hizo el bobo”. Luego el comentarista agrega: “…Pero la declaración más contundente fue  la del líder de izquierda, comunista de pura cepa, Carlos Lozano, director del semanario “Voz”, quien aseguró que el mismo partido Unión Patriótica investigó dos veces el episodio de la masacre de Segovia y comprobó que la acción fue ordenada y cometida por los paramilitares con la anuencia del Estado. “Es un crimen de Estado” repitió Lozano y declaró que nada tiene que ver Cesar Pérez García”. Pero  resulta que César Pérez finalmente fue hallado culpable y condenado a 30 años; dice el Espectador (Redacción Judicial/ El Espectador, mayo 16 de 2013) “El exterminio de la Unión Patriótica (UP) es un fantasma que ronda los diálogos de paz en La Habana (Cuba). Ayer la Corte Suprema de Justicia revivió este fantasma al condenar a 30 años de prisión al excongresista César Pérez García por la masacre de Segovia (Antioquia), en la que murieron 43 personas y que fue la respuesta de los paramilitares a la victoria de la UP en ese municipio”.  Creo que Lozano y Campos le deben a sus bases, y al país en general, una pronta y meridiana explicación.

Más sobre las bases, cuando se iniciaba Marcha Patriótica, en su lanzamiento, los participantes se sorprendieron al verse marginados del derecho a nombrar y ser nombrados como voceros del gestante movimiento;  sorpresivamente se les anunció  que ya se habían nombrado  las directivas.  Este golpe de estado contra las bases hizo que aquellos que venían de las toldas de la UP, entre ellos el ex magistrado Jaime Araujo, Sebastián Gonzales, antiguo Secretario de la UP, a quien habían expulsado del Partido por desvelar anomalías,  Nelma Forero,  ex candidata   a la Cámara de Cundinamarca por la UP y otros militantes y  simpatizantes de la antigua Unión Patriótica abandonaran   la excluyente Marcha Patriótica, y se dieron a la tarea de reanimar boca a boca a la moribunda UP.      

Militantes de base del Partido Comunista Colombiano en Europa anunciaron que se declaraban en rebeldía contra sus directivas colombianas, y eso que, aún, desconocían la posición de Lozano y Nelson Campos respecto del genocida César Pérez y sus amigos paramilitares.

Otros que  acaban de declararse en contra de sus jefes son las organizaciones indígenas, que conforman la  COORDINACIÓN DE ASOCIACIONES INDIGENAS DEL CAUCA CAIC, en un comunicado (Toribio Cauca, 20 de mayo de 2013)  dirigido a la opinión pública, Entes gubernamentales  y  Organismos Defensores de Derechos Humanos, manifiestan: “…La inmensa mayoría de los miembros de estas organizaciones somos indígenas que hemos padecido la injusticia social y -como todos nuestros ancestros-, los atropellos de todos los gobiernos. Estamos vinculados en los censos de los Cabildos, somos herederos de los sueños de nuestros mayores, amamos y defendemos la madre tierra, y nos identificamos con las reivindicaciones y luchas sociales del movimiento indígena”. Y se quejan porque: “hemos sido perseguidos políticamente, injustamente enjuiciados y encarcelados y hasta víctimas de atentados a la vida; acusados de tener vínculos con la Insurgencia, el paramilitarismo y el narcotráfico; vulnerados en nuestros derechos económicos, políticos, sociales y culturales por parte de nuestros propios hermanos: algunos dirigentes de la Acin, el Cric, el Proyecto Nasa,  Proyecto Global y algunos autoridades de los cabildos indígenas. Entre ellos Alcibíades Escue, Danilo Secue, cura español y consejero mayor del cric Jesús Chaves, Nelson Lemus, Pablo Tatai y Libio Tatai, Aida Quilcué, Gabriel Paví, Leonardo Escue, Feliciano Valencia, Félix Escue y Florencio Mestizo; lo hacen en asambleas, espacios públicos, comunicados y por las emisoras comunitarias indígenas".

Algunos militantes de base del Polo Democrático Alternativo han estado buscando acercamientos con los militantes de base de La nueva UP; pues es claro que ellos van por el camino de la izquierda y su flamante presidenta y candidata presidencial Clara López avanza por el camino de la derecha, pues en todas sus declaraciones en la prensa, radio y televisión advierte: “el Polo Democrático es de oposición, pero no de izquierda”. 

Al paso que andamos,  si las directivas de los movimientos populares no se bajan de las nubes sus pírricos tronos van a estrellarse contra el asfalto y van quedar desbrujulados dirigiéndose así mismos. Tienen que entender y atender las apetencias de las bases, es hora de que acepten que un jefe está únicamente para “hacer… lo que de sus subordinados obedezca”. Hay  que aclarar que no se está llamando a la anarquía, pues siempre habrá que contar con algún tipo de jefatura o dirección, pero estos no se nombran solamente para dar órdenes, sino todo lo contrario, para ejecutar las decisiones provenientes de las bases.


¿De qué se valen los jefes para mantenerse, a pesar de la tiranía, en los puestos de dirección? Invariablemente se estimulan patrones de acción mental previamente implantados; se inculca en los miembros subordinados obediencia y disciplina, como principio “cohesionante”. Y se les habla de “disciplina de partido”, “de grupo”, etc,  premiándose la obediencia y castigándose la criticidad.    Los críticos incomodan.

En este momento pre-electorero los movimientos sociales y/o partidos políticos  tanto de derecha como los llamados de “izquierda”  exigen “disciplina de partido” al rededor de sus candidatos, generalmente, nombrados a espaldas de las bases. ¿Se hace claridad entorno a qué,  para qué y de qué sirve acudir al parlamento, cuando la experiencia en el mundo entero ha demostrado que a través de éste no se logran reales transformaciones socio-económicas? Todo lo que se logra es acomodar unos individuos a los privilegios de los que gozan los llamados padres de la patria. Y simplemente se están aceptando   las reglas de juego de la democracia burguesa como la escena privilegiada del accionar político. Claro que, eventualmente, se puede y debe participar en las elecciones, pero, ojo, solamente obedeciendo a consideraciones de orden estratégico y táctico de la combinación de todas las formas de lucha, de tal manera que se confluya con los distintos  actores (luchadores) populares en la toma del poder. Eso, obviamente, no ocurre en este periodo de  nuestra historia.

El momento histórico reclama a las bases para que se unan en un Frente Amplio, y pienso que en el horizonte los está esperando  el V Congreso de La unión Patriótica. De allí puede salir la nueva sociedad igualitaria que todos queremos.

¡Bases sociales de todo el mundo uníos y acabad con la tiranía de los jefes!


DMV. UN. MSc. Economía, P.U. Javeriana. Profesor universitario
Publicar un comentario